Páginas

martes, 31 de agosto de 2010

LO QUE OTROS NOS ENSEÑAN

Este grupo debe ser un colectivo no sólo de muestra de nuestros pensamientos y trabajos sino también de reflexión y aprendizaje. Un grupo de escritores en expansión que aproveche planos y peldaños, de dentro y de fuera, para construir un edificio sólido que forme parte de la Sabiduría de la Humanidad.
En el patrimonio cultural universal sólo constituimos una ínfima parte. El conocimiento del Hombre, del ser humano, a lo largo de los siglos, ha conformado un "corpus" científico, filosófico, literario y artístico de gran magnitud.
Nosotros, ESCRITORES EN RED, formamos, en mi opinión, una avanzadilla en el tiempo. Un tiempo que pronto nos desbordará, al menos individualmente, pero del que, a nivel colectivo, formamos un grupo singular e histórico. Sin duda lo somos. Sólo hay que teclear en los distintos servidores de la red para comprobarlo.
No creo que sea el espíritu de nuestro principal fundador, ni el de alguno de los miembros de este colectivo, quedarnos en un conjunto de blogs, a pesar de la enorme importancia personal y como grupo, que representa la Blogsfera.
Tenemos un instrumento más, no el único, abierto y operativo para demostrar la fuerza y posibilidades del grupo como tal: EL BLOG DE TODOS.
Yo pretendo que, además de experiencias, noticias, y elementos de creación, este Blog de Todos sea, además, un conjunto de páginas de enseñanzas, acumulación de conocimiento y aprendizaje general. Para ello quiero inaugurar este apartado de reflexiones con un primer texto. A veces he colocado textos de otros en mi propio blog. Pero ahora pretendo que estos textos, estas reflexiones, formen parte del colectivo. Es un taller más, un taller universal, en el que las herramientas serán las palabras nuestras y de otros que nos han precedido o que siguen con nosotros.
Pero estas entradas deben tener una sola condición: aportar un elemento de reflexión a través de lo escrito. Los textos expuestos irán, normalmente, sólo con la firma de su autor, sin comentario previo, que, en este caso sí se ha hecho por ser la inauguración del Apartado. Nuestras apostillas, si las hubiera, irán en el apartado de comentarios, así como cualquier referencia al autor que se desee hacer. Os invito, queridos amigos, a colaborar en el proyecto.

Para empezar voy a colocar un texto absolutamente significativo de un pensador español, de origen vasco, Catedrático de Filosofía en la Universidad Complutense, y, para mí, una de las mentes más lúcidas y mejor ordenadas del pensamiento europeo contemporáneo: Fernando Savater. Un texto con el que me identifico plenamente.

“Los grandes sistemas gnoseológicos son constantemente desmentidos por una realidad cada vez más ambigua, más irreal y, sin embargo, más y más racional, que no tolera las nociones inmutables a priori, ni el rígido corsé de la lógica-ontológica aristotélica. Sin derivar hacia el irracionalismo, es preciso superar el racionalismo. Para no perder contacto con la realidad el pensamiento contemporáneo debe abandonar el realismo; la verdadera exigencia de rigor debe aprender a incluir, junto con lo rigurosamente comprobado y empírico, lo que se anhela y lo que se sueña”

FERNANDO SAVATER ( “Apología del sofista”)

6 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Fernado Savater es un autor prolífico que se define como un "filósofo de compañía", no como un filósofo académico. Su pensamiento es ilustrado y vitalista, su forma de expresión, polémica e iconoclasta, y sus opiniones navegan, muchas veces, contra corriente.
Se confiesa influido por Nietzsche, Cioran y Spinoza, entre otros, aunque cree que el mayor aprendizaje lo da la propia vida.
Siguiendo a Spinoza, propugna una ética del querer, en contraposición a una ética del deber. Los seres humanos buscan, de manera natural, su propia felicidad, y la ética ayuda a clarificar esta voluntad y mostrar las formas de su realización. Por tanto la ética no debe juzgar las acciones por criterios abstractos sino personales y concretos sin mantener su juicio fuera de las circunstancias que concurren en las decisiones y los hechos.
Su filosofía política ha evolucionado desde el pensamiento libertario, que mantuvo en los setenta, al individualismo democrático liberal y universalista de su etapa posterior. El punto de inflexión y cambio puede situarse en La tarea del héroe (1981), donde escribe: "He sido un revolucionario sin ira; espero ser, si llega el caso, un conservador sin vileza". A pesar de esta frase Fernando Savater es un rabioso defensor del progreso y de la pluralidad. Y, fundamentalmente, de las libertades individuales.
También ha reflexionado a menudo sobre el papel de las religiones en las sociedades democráticas actuales, propugnando un modelo de sociedad laica, en su sentido más amplio, que ayude a afrontar, no solo los planteamientos teocráticos, «sino también los sectarismos identitarios de etnicismos, nacionalismos y cualquier otro que pretenda someter los derechos de la ciudadanía abstracta e igualitaria a un determinismo segregacionista»

Mari Carmen Azcona dijo...

El pensamiento, como en cualquiera de los ámbitos en los que se mueve el ser humano, jamás debe perder el contacto con la realidad. Hacerlo sería un fracaso estrepitoso. Estoy de acuerdo con Savater en que se debe incluir, junto a “ lo comprobado y empírico, lo que se anhela y lo que se sueña”.

No hay que olvidar que no hay certezas y que los sueños y los anhelos, además, son la base del progreso.

Gracias a los sueños de los que nos precedieron, y que se convirtieron en exploradores intrépidos en busca del conocimiento necesario para llevarlos a término, sabemos que la Tierra es redonda, que no es el centro del universo...podemos volar, viajar por el espacio... tenemos coches, submarinos...Lo que hubiera disfrutado Leonardo Da Vinci en la época actual, él que soñó con volar.

Anónimo dijo...

Sólo que ese contacto con la realidad no es sólo lo que se ve y se toca, sino también, como dices finalmente Mari Carmen, lo que se imagina y se sueña. La creación... y la inmersión en otra "realidad" a partir de la palabra escrita es una función primordial del creador literario que lleva los límites de la realidad más allá de la percepción común del conjunto social.
No sólo, sino también, hay que partir del hecho que se observa y del hecho que se imagina. Esa es la búsqueda del conocimiento. Y la expresión, a través de la palabra escrita, del mismo. Conocimiento que no siempre tiene que ser explicativo. Puede serlo también asociativo o disolutivo de la realidad que el autor mira... y derivar en una nueva percepción y expresión creativa, no necesariamente tangible ni asequible a todos con los significados comunes del lenguaje y las estructuras de comunicación existentes.

David Nihalat

Anónimo dijo...

“La creación... y la inmersión en otra "realidad" a partir de la palabra escrita es una función primordial del creador literario que lleva los límites de la realidad más allá de la percepción”

Es increíble el camino que toma los pensamientos y cómo, a la luz de una lectura, se unen personajes y épocas dispares que aparentemente no tienen nada en común.

Frenando Savater, al final de su artículo, dice que hay que “aprender a incluir, junto con lo rigurosamente comprobado y empírico, lo que se anhela y lo que se sueña” Si a lo dicho por Savater unimos el pensamiento que he destacado del comentario de David, surge ante mí un personaje considerado como uno de los precursores de la novela de aventuras y de ciencia ficción: Julio Verne

Su gran curiosidad hizo que pasara innumerables horas en la biblioteca queriendo saberlo todo.
"La ciencia se compone de errores, que a su vez, son los pasos hacia la verdad."

Estudioso de la ciencia y la tecnología y con una gran imaginación. Su capacidad de anticipación le permitió adelantarse a su tiempo. En su ánimo concretar sus sueños.
"Todo lo que yo invento, todo lo que yo imagino, quedará siempre más acá de la verdad, porque llegará un momento en que las creaciones de la ciencia superarán a las de la imaginación"

Imposible no sentirse hechizado por Julio Verne, sus viajes, y sus personajes.

Un abrazo a todos.

Toñi

Rafael dijo...

Hoy solo me acerco a aprender y de paso a preguntar por un tal Port que se nos extravió sobre las cumbres de los cuentos abiertos de unos pirineos, y si acaso os tropezáis con su alma dejadle esta misiva.

Me ha gustado saber de Orzeán, un nombre sugerente y enigmático junto al vendito tiempo del que siempre digo “no existe bien más preciado”. Huyamos de las eternas cuestiones de si existió o fue un invento, a mi me da lo mismo si Port es invisible o por el contrario divisible y anda calzando seudónimos en cuatro entre blancos y negros, hoy los mitos con leyendas nos tientan con orujo con sabor a seda hasta que rompe con barrenos en los estómagos. Pero a él, cuando le busco siempre le encuentro, aunque cada vez más atareado y predispuesto, creo que ni dos días en uno son suficientes, se necesitan tres bien aprovechados sobre uno para llegar, de veras que no sé como lo hace, y ahora con en el blog de todos también se atreve!!!

Claro que desaparecerá de la arena del coliseo, pero de agotamiento, a este ritmo necesitara otras vacaciones para recuperarse jajaja Yo a su ritmo en nueve meses al loquero para parir las siguientes … travesuras que no locuras, ¿y a mi quien me cura? Un cura no, aun menos una monja, me vuelvo hasta Orzeán quien quizás sabe del paradero de Port, supongo que él sabrá qué hacer con este galimatías.

Disculpad por la intromisión, ya me vuelvo hasta las gradas para seguir disfrutando del debate.

Un tremendo abrazo.

Anónimo dijo...

Querido Rafael...te contesto en mi blog personal bis, en la entrada "La Comunidad de Orzeán" pues este es el Blog de todos...aunque me encanta la ósmosis que has ejercido en este espacio común y que, con este apartado, intentaba revitalizar. Pero ya de antemano te doy las gracias más sinceras por tu apoyo. Eres un gran tipo y buen escritor. No importa el tiempo de las apariciones, sino la constancia de la permanencia y el espíritu que se comparte. Un fuerte abrazo.

Port